martes, 4 de diciembre de 2012

Ecología humana y salud.




Salud y enfermedad son términos complementarios. Salud es un concepto complejo, resultado de un doble equilibrio, el que tiene luqar entre los procesos biológicos de los individuos y el ambiente en el que se desarrollan, y el derivado de las aspiraciones personales, y las posibilidades del medio para satisfacerlas, (OMS, 1996;Wolanski, 1999; Boyden, 1990). En realidad, la capacidad de respuesta biológica y conductual frente a estimulación ambiental, puede resultar en programación metabólica temprana, en cambios en la dinámica del crecimiento y desarrollo, (cambios seculares), en situaciones transitorias de desequilibrio mientras dura una enfermedad, o en la muerte, cuando no se ha podido recuperar el equilibrio. La salud de los individuos y poblaciones dependen de la llamada salud ambiental (OMS, 1986) por lo se han desarrollado indicadores para valorar la salud ambiental y la salud de las poblaciones. La interacción es tan estrecha que se está utilizando el estado biológico de las poblaciones como indicador de salud ambiental (Wolanski, 1999; OMS, 1996; 1998). Este hecho crea algunas paradojas que no deben olvidarse, por ejemplo, el aumento en talla o la disminución de la edad de maduración sexual, se considera como indicadores positivos de salud ambiental; sin embargo, ambos indicadores se asocian con una aumento del riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres ( De Waard, 19 Micozzi 199 ; ) y riesgo aumentado de padecer otros problemas de salud (Bernis, 1999).
El interés teórico y sus obvias aplicaciones prácticas, ha determinado que uno de los aspectos más estructurados de la ecología humana, sea la “ecología de la salud”. Dos publicaciones recientes presentan una interesante historia del desarrollo de la ecología de la salud a partir de la ecología humana, Foller & Hansson ( 1996) y Honari & Boylen (1999). Foller et al (1996) en su excelente revisión histórica incluyen además de una amplia documentación bibliográfica, información tanto sobre publicaciones específicas como sobre ofertas docentes en diversas universidades. Consideran que hay cinco aspectos fundamentales del cambio global en los ecosistemas actuales con mayor impacto sobre la salud de las poblaciones: modernización, globalización, urbanización, creciente desigualdad económica y expansión del desarrollo económico occidental, todas ellas por otra parte relacionadas entre sí. También es muy útil la publicación de Siniarska y Dikinson (1996) que reúne bibliografía comentada sobre Ecología humana en la que se dedican amplias secciones a problemas de ecología de la salud. Queda todavía mucho por sistematizar e integrar en este contexto ecológico de la salud, y por ello, aportaciones como la Dressler (1995) que modeliza las interacciones bioculturales para explicar los patrones de enfermedad cardiovascular son bienvenidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada